Aaron Swartz, un héroe informático que muere por nosotros

Siempre el término hacker se ha relacionado con delincuentes informáticos, expertos que interceden en nuestros ordenadores para robar contraseñas, números de tarjeta de crédito, información privada, fotos, etc… Pero esto no siempre es así. El término hacker significa “experto en informática” y no necesariamente el experto debe ser alguien que utilice sus conocimientos con fines dañinos. Este es el caso de Aaron Swartz, un Robin Hood de la informática, un hacker que debió ser mas conocido que un Bill Gates o que un Steve Jobs pero que desgraciadamente al momento de su muerte solo lo lamentamos quienes estamos insertos en este mundo, mientras el resto del planeta desconoció su vida y obra.

Aaron Swartz se suicidó el 11 de enero de 2013 en su departamento en NY (Nueva York) antes de que la justicia americana lo pusiera tras las rejas condenado por 50 años además de pagar una multa de 4 millones de USD por haber actuado en favor del Internet, de la libertad de información y de luchar por la libertad de sus usuarios.

Aaron Swartz a sus escasos 14 años creó lo que hoy conocemos como RSS (Really Simple Syndication) con el que se comenzaron a compartir las noticias por Internet de forma libre y sin necesidad del navegador. Después de esto, este joven pasó a ser parte de la W3C (World Wide Consortium), escribió numerosos artículos relacionados con la informática, fue parte importante para la creación de licencias “Creative Commons” y apoyó al movimiento contra el proyecto de ley SOPA en Estados Unidos que permitía la intrusión del Gobierno en prácticamente nuestros navegadores, vigilando nuestra navegación en Internet con el supuesto fin de luchar contra la piratería. Swartz ganó mucho dinero gracias a la venta de un trabajo pero en vez de utilizarlo en beneficio propio, lo utilizó para comprar una base de datos la cual puso a disposición de forma libre creando un script que permitía la descarga de estos documentos de forma gratuita, algo que molestó al Gobierno y con ello lo mantuvieron en la mira en espera de ver la forma de como “cazarlo”.

Y el Gobierno encontró la manera. El programador fue acusado en 2011 de descargar una gran cantidad de documentos académicos, reseñas y publicaciones protegidas por copyright del MIT (4.8 millones) con un script con el objeto de luego distruibuirlos de forma gratuita, con esto el Gobierno de Estados Unidos lo tenía “listo” para un juicio donde sería praticametne encarcelado de por vida a lo que el programador decide quitarse la vida.

La familia hizo la siguiente declaración después de su muerte: “Usó sus prodigiosos talentos como programador y tecnólogo no para enriquecerse, sino para hacer Internet y el mundo un lugar más justo y mejor”.

Aaron Swartz

Sin duda este hombre que debió ser más conocido de lo que fue, muere por nosotros dejando un gran legado y esperamos sigan habiendo mas Aaron Swartz en el futuro.

Artículo: Aaron Swartz, un héroe informático que muere por nosotros

Sé el primero en comentar!.

Únete a la discusión

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>