Altair Jarabo, una estrella de la playa