Chino estuvo cuatro años con navaja en la cabeza