Los Mexicanos y su adicción por la Coca-Cola

Una de las cosas mas tristemente sorprendentes al vivir en México, fue conocer la realidad del consumo de Coca-Cola por la población de ese país. Es impresionante la importancia y la presencia que tiene la famosa gaseosa en la vida de la gran mayoría de los mexicanos, es más, el mexicano promedio ha optado por reemplazar derechamente el consumo de agua por Coca-Cola, es decir, no se consume esta gaseosa (o refresco como le llaman en México) de forma ocasional sino que la consumen de forma cotidiana, diaria, varias veces al día, desde el almuerzo, la cena, en la tarde, entre comidas, mientras se ve una película, etc… La Coca-Cola está inserta en México y en las mentes de sus habitantes. Para mi era común escuchar frases como, “no me gusta el agua, prefiero la Coca” o como “La Coca es mi oxígeno”. Aunque suene exagerado, en esto se ha convertido la gaseosa con casa matriz en Atlanta, en el oxígeno de gran parte de la población que aún conociendo los graves daños que conlleva el consumo prolongado de esta y de su gran cantidad de gas y azúcar, se consume igual.

Según la misma “The Coca-Cola Company”, México es el mayor consumidor de esta gaseosa per cápita. Muhtar Kent, presidente y director general de la empresa, informó que en el país azteca se consumieron 675 botellas de 8 onzas (237 mililitros) por habitante el año 2010.

No hay pobreza para la “Coca”

Puede faltar leche, incluso tortillas (alimento de la canasta básica en México como lo es el pan en Chile) pero no puede faltar la Coca-Cola en la mesa. La gente está tan adicta que aún teniendo una condición económica muy complicada (pobreza) prefieren gastar más y comprar una botella de Coca-cola que un garrafón de agua para el consumo.

La historia de la diabética

No voy a dar el nombre, pero una familiar cercana a la que fue mi novia en México sufre de una enfermedad muy común en la actualidad, la diabetes. Lo curioso y triste de esto que el grado de adicción es tan alto que en vez de simplemente no consumir la gaseosa mencionada, la “rebaja” con agua, para de alguna forma “disminuir” su consumo de azúcar. Es decir, arriesga su salud pero no deja de consumir la bebida gringa.

Conclusión

Los índices de obesidad en México son alarmantes sumado a eso la inversión de la empresa gringa de gaseosas en campañas de publicidad es cada vez mayor, sin duda lograron esclavizar este mercado y continúan interesados en seguir manteniendo ese control sin importarles la salud del pueblo de México pero lo peor no es que la “The Coca-Cola Company” no se interese en la salud de los mexicanos, sino que son ellos mismos quienes no les interesa su salud con tal de seguir consumiendo su “oxígeno” o mejor dicho, su droga.

Es tanto el fanatismo en México por esta gaseosa que es normal encontrar artículos decorativos para el hogar con el logo o figura de alguno de sus diseños, aquí me he tomado una foto con un refrigerador con la figura de una lata de este “refresco” en México, esto fue exactamente en “Soriana Super” de Villahermosa, Tabasco.

Rodrigo Aguila, Coca-Cola en México

Artículo: Los Mexicanos y su adicción por la Coca-Cola

Sé el primero en comentar!.

Únete a la discusión

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>