Pasos básicos para crear tu start-up

Existen muchas formas de comenzar tu propio negocio en la actualidad, pero todo el mundo está hablando de las start-ups hoy en día. Con el boom de las nuevas tecnologías de comunicación, es posible identificar nuevas necesidades del mercado, explotarlas comercialmente con una inversión relativamente reducida y un margen de ganancias potencialmente atractivo.

A continuación te presentaremos 5 consejos para montar tu propia start-up, y para hacerlo, qué mejor que contar con la opinión de personas que han creado sus propias start-ups o trabajan en ellas. Estos consejos tratan de cubrir los aspectos más básicos, pero al igual que este tipo de empresas, las cosas pueden cambiar vertiginosamente. De mientras no eches en saco roto lo siguiente:

Startup

1. Una idea fuerte y un equipo de rockstars

“Los dos primeros ingredientes son: una idea y un equipo. Y de estos dos, el equipo es más importante, ya que la idea es muy probable que cambie conforme los fundadores vayan aprendiendo qué funciona y hagan un “pivote” a su start-up.” Señala Edmundo Montaño, cofundador de Carmudi, un portal especializado en la venta de espacios clasificados para vehículos.

Por otra parte, Edmundo cita a Paul Graham para decir que el fundador debe tener determinación, imaginación y un poco de malicia para romper las reglas irrelevantes. También agrega la buena relación que deben tener los fundadores, pues con ellos se estará trabajando 24/7 por un buen lapso de tiempo.

2. Presentar el proyecto a inversionistas

Una vez que tienes el proyecto de tu start-up esbozado, debes buscar quién te puede ayudar a financiarlo y así materializarlo. Edmundo Montaño sugiere que “debe contener toda la información relevante sobre su venture: descripción, datos de mercado, competencia, métricas de resultados, experiencia de los fundadores. Dentro del pitch, es fundamental hacer una demostración del producto.”

3. Tu primera oficina

Al igual que Steve Jobs en los primeros pasos de Apple, lo mejor es comenzar en un lugar donde tus costos de operación sean mínimos, como puede ser el garaje de tu casa. “una start-up al principio, y siempre, debe mantener una filosofía lo más esbelta posible. La meta es enfocar todos tus recursos en crecer. Cuando ya no quepas en la cochera, rentar un lugar compartido puede ser buena idea para estar en un ambiente de gente emprendedora resolviendo problemas difíciles.”

4. El inevitable papeleo

Por muy dinámica que sea tu start-up, eventualmente tendrás que vértelas con los trámites legales y fiscales. Siempre es mejor hacerlo al principio, para dar certeza a tus inversionistas y evitarte problemas que a la larga, serán más complicados. Mariana López, Directora de Finanzas de varias start-ups, entre ellas Lamudi, una página especializada en los bienes raíces nos platica algunos pasos básicos:

“Darte de alta frente a las autoridades competentes en materia fiscal para tener en orden desde el principio todo el tema relacionado a impuestos y deducciones, tanto para el recibir el pago de clientes como a proveedores. También debes tramitar una cuenta bancaria para la empresa, no utilizar la personal. Y verifica los requerimientos de tu país para recibir inversión extranjera directa.”

5. Tu sitio web.

a. Primer paso: el soporte técnico

Necesitarás una página web, y un aspecto muy importante es la parte de programación para el sitio. Eduardo Morales, programador web comenta que los costos pueden variar entre 5,500 y 30,000 pesos mexicanos promedio en LATAM, si bien el precio puede fluctuar entre diferentes países. De acuerdo con él, el sitio debe tener estas características: dominio nuevo y que no esté en subasta, hospedaje y estructura. El programador además debe considerar la parte de soporte para que no se caiga el sitio y que sea responsivo (que se adapte a cualquier plataforma).

b. Segundo paso: el diseño

De la vista nace el amor y por eso, Grisel Olmedo, diseñadora gráfica y Directora de Arte de Lamudi y Carmudi en Latinoamérica comenta que las opciones pueden ir, desde los 2,000 a los 24,000 pesos mexicanos, precio promedio en LATAM, dependiendo del nivel de personalización y detalle que se requiera y si se hace a partir de una plataforma de auto-construcción o si se contratan los servicios de un diseñador freelance. Sin embargo, estos precios pueden variar dependiendo de cada país.

De cualquier forma, todos los sitios deben de tener, de acuerdo con Grisel, “el sitio conste de 4 a 6 secciones, que sea informativo y personalizado, que incluya una forma de contacto (html+php), responsivo y que sea administrable. En el caso de Squarespace.com también puedes montar una tienda, sin embargo desconozco si exista algún pago extra por la implementación de plug-ins o herramientas de cobro como Paypal.”

Para cerrar, te compartimos algunas de las recomendaciones de Edmundo Montaño, co-fundador de Carmudi:

1. Que piensen muchísimo en quién debe ser su co-fundador. Tiene que ser alguien que los complemente y con quien se vean trabajando 12 horas al día por los siguientes años. Esa es la decisión más importante de todas, aún más que la idea.

2. Que se enfoquen en lo que realmente importa: desarrollar un súper producto y crecer. Conozco a muchos “emprendedores” que lo primero que hacen es mandar a hacer tarjetas de presentación con el título de CEO.

3. Que las start-ups son experimentos. Nunca debes de dejar de aprender para tomar decisiones y adaptar el producto en base a estos aprendizajes. AirBnb empezó siendo un blog y ahora está cambiando la forma en la que la gente se hospeda cuando viaja.

Este artículo es obra de nuestros partners:

htttp://www.lamudi.com.mx/journal y http://www.carmudi.com.mx/journal

Sé el primero en comentar!.

Únete a la discusión

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>