Artículos Etiquetados ‘El error común de los microempresarios’

El error común de los microempresarios

A través de los años que me he dedicado a trabajar asesorando a las MiPYMES para su presencia en Internet y el aprovechamiento de la red de redes con el objetivo de sacarle partido al alcance y a los bajos costos de este. Pero lo que he logrado aprender en estos años y que sucede no sólo en Chile sino que también en México como en otros países donde he trabajado de consultor, es que la mayoría de los microempresarios tiene la mentalidad tan pequeña como su Empresa. Así es, puede parecer una ofensa pero no lo es definitivamente. Mi objetivo no es ofender a esta clase de Emprendedores que lucha esforzadamente día a día por seguir adelante cada uno con su proyecto. Por el contrario estoy escribiendo esto para ayudarlos, es por eso que me interesa que este mensaje llegue ojalá a la mayoría de ellos, aunque estoy consciente que eso es muy difícil que suceda al menos se que llegara a una cantidad importante y que lean lo que les voy a escribir se miren al espejo y reconozcan si están cometiendo este grave error común que caracteriza el empresariado de este particular sector, este error doble que los mantiene apegados a su calidad de microempresarios y no les permite crecer más allá.

Es cierto que hablo de un error, pero es realidad es un error doble, es decir, son dos errores que tienen relación el segundo debido al primero y ya comprenderán el porqué a continuación:

Error 1: El todólogo sabelotodo

Este es el primer, principal y peor error que caracteriza a este sector. Dado que el microempresario comienza con un bajo capital de inversión en su negocio, se ve obligado a tener que hacer de “todólogo” y realizar diferentes tareas necesarias para su negocio, esto puede ser desde realizar todos los trámites logísticos, llevas las negociaciones, seleccionar y contratar a su personal, estar al pendiente de la producción y otras tareas propias del negocio que tenga. Realizar estas tareas que no son propia de la especialidad del microempresario es algo totalmente normal y aceptable para los primeros meses del negocio puesto de que el capital por lo general es reducido, las tareas siempre son muchas (aunque pueden ser pequeñas, son muchas) y no siempre se tiene el capital para contratar a alguien que se encargue de atender todas estas terminando el propio microempresario haciéndose cargo. Esto definitivamente no tiene nada de malo, es algo totalmente normal, el problema es que la mayoría se termina acostumbrando a este ritmo y a realizar todas estas actividades y lo peor aún no es eso, sino que al comenzar a ganar cierta experiencia comienza a sentirse experto y a temer por delegar funciones a otros.

En la Escuela de Negocios de Harvard me enseñaron la importancia y necesidad de delegar funciones sin importar el tamaño de la Empresa. El microempresario tiende a acostumbrarse a realizar todo y caer en creer que nadie mas puede realizar sus tareas, así es, hasta yo he caído en este pensamiento en algún momento!. Este error común lo mantiene limitado al crecimiento ya que su producción es limitada (sigue siendo sólo una persona), le quita tiempo en tareas de negociación y administración que son mas relevantes y el peor de los pecados… se vuelven arrogantes en todas las áreas en las cuales trabaja con lo que no solo se ve impedido a ganar tiempo en la delegación, sino que a aprender de otros a obtener mejores resultados para su negocio!. Así es, sus oídos son sordos a recibir consejos de técnicos y profesionales preparados en las distintas áreas que lo pueden ayudar a crecer. Este error grave es mas común de lo que se cree y conlleva al siguiente error que indicaré.

Error 2: No aprovechan el poder de la Publicidad

El caer en creer saberlo todo los ciega de todas las área o al menos de la mayoría y entre esas de la asesoría en materias de publicidad, algo fundamental para mantener y hacer crecer su negocio. Estudios revelan que antes de los 5 años sobre el 80% de las microempresas quiebran. Eso quiere decir que si emprendes como microempresario, lo más probable es que antes de los 5 años quiebres. Pero esto es totalmente evitable, si no se cae en estos dos graves errores, las probabilidades de éxito aumentan mucho y se pueden reducir a que solo fracases debido a una crisis económica del país o del mundo o algún desastre natural (terremoto, tsunami, etc…).

Regresando con el tema de la publicidad, gran parte de los microempresarios al caer en el error de caer en la arrogancia y no confiar en el consejo de especializados en la publicidad. Este tema lo llegan hasta a considerar innecesario, una pérdida de dinero pues tangiblemente no ven la inversión y esto sumado al miedo de que “no resulte” (por no conocer bien las estrategias) y pierdan su inversión los detiene a invertir lo necesario.

La publicidad es vital para que un negocio pueda tener crecimiento ya que la demanda es el factor clave del crecimiento empresarial. Y para conseguir demanda, es necesario recurrir a fuentes de crecimiento como es la publicidad, por ende este dominó de factores es determinante a la hora de definir el futuro de la empresa.

Conclusión:

Esta bien comenzar haciéndolo todo, es algo natural cuando la inversión es baja, pero cuando comenzamos a tener ingresos es importante destinar una parte de ellos ala empresa y no todo considerarlo utilidad puesto que será fundamental comenzar a crecer y esto comienza por delegar e invertir en publicidad para garantizar nuestro crecimiento a futuro. Hay que recordar que los empresarios piensan hacia el futuro y no para vivir el momento, el tener claro esto resulta vital para el éxito o el quiebre de la microempresa.

Artículo: El error común de los microempresarios