Artículos Etiquetados ‘Extraterrestres en la Biblia’

Extraterrestres en la Biblia

El libro Santo, el libro más sabio como dicen los cristianos, la Biblia, el cual relata la historia del hombre desde su creación por parte de Dios y el desarrollo de la humanidad en el antiguo testamento y el nacimiento de Jesucristo y su vida en el Nuevo Testamento. Lo que hoy tocaré aquí, es una posible presencia de extraterrestres en la Biblia. Aunque suene mentira, es muy posible que los personajes bíblicos: Henoc y el Profeta Elías, fueron abducidos por “el cielo” y por otro lado Ezequiel vio un objeto volador no identificado en el cielo el cual emanaba relámpagos y luces, muy parecido a lo que Elías indicaba como un “carro de fuego con caballos de fuego”, con el cual fue supuestamente raptado (según su relato).

[ad#rect-sup]

El Patriarca Enoc (Genesis 5,18-24)

Jared tenía ciento sesenta y dos años cuando fue padre de Enoc. Después del nacimiento de Enoc, Jared vivió ochocientos años más, y tuvo otros hijos y otras hijas. De modo que Jared murió a los novecientos sesenta y dos años de edad.
Enoc tenía sesenta y cinco años cuando fue padre de Matusalén. Después del nacimiento de Matusalén, Enoc anduvo fielmente con Dios trescientos años más, y tuvo otros hijos y otras hijas. En total, Enoc vivió trescientos sesenta y cinco años, y como anduvo fielmente con Dios, un día desapareció porque Dios se lo llevó.

Extraterrestres en la Biblia

Extraterrestres en la Biblia

Elías (2 reyes 2, 1-13)

Eliseo sucede a Elías

Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal.
Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el.

Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad.

Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó.

Y se acercaron a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Jericó, y le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? El respondió: Sí, yo lo sé; callad.

Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos.

Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y se pararon delante a lo lejos; y ellos dos se pararon junto al Jordán.

Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco.

Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción(A) de tu espíritu sea sobre mí.

El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no.

Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.

Viéndolo Eliseo, clamaba: !!Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!(B) Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes.

Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán.

Ezequiel (Ezequiel 1, 5-23) Visión inaugural de Ezequiel

En mis treinta años, en el cuarto mes en el quinto día, mientras yo estaba entre los exiliados junto al río Quebar, los cielos se abrieron y vi visiones de Dios.
En el quinto día del mes-era el quinto año del exilio del rey Joaquín- la palabra del Señor vino al sacerdote Ezequiel, hijo de Buzi, junto al río Quebar en la tierra de los babilonios. [ un ] No la mano del Señor estaba sobre él.

Y miré, y vi una tormenta de viento que viene del norte, una inmensa nube con un rayo intermitente y rodeado por la luz brillante. El centro del fuego que parecía de metal brillante, y en el fuego era lo que parecía ser cuatro seres vivientes. En apariencia su forma era humana, pero cada uno de ellos tenía cuatro caras y cuatro alas. Sus piernas eran rectas, los pies eran como los de un ternero y brillaban como bruñido. bronce sus Bajo sus alas, a sus cuatro lados, tenían humanos las manos. Los cuatro de ellos tenían rostros y alas, y las alas de un tocado las alas de otro. Cada uno se fue al frente, que no resultó como se movían.

Sus rostros se veía así: Cada uno de los cuatro tenía la cara de un ser humano, y en el lado derecho de cada uno tenía la cara de un león, ya la izquierda la cara de un buey, cada uno también tenía la cara de un águila . Tales eran sus rostros. Cada uno tenía dos alas extendiéndose hacia arriba, cada uno tocando el ala de la criatura a cada lado, cada uno tenía dos alas que cubren otros su cuerpo. Y cada uno caminaba derecho hacia adelante. Dondequiera que el espíritu se vaya, que iría, sin volver a su paso. La aparición de los seres vivientes era como brasas de fuego o como antorchas. Bomberos iban y venían entre las criaturas, sino que era brillante, y relámpagos fuera de él. Las criaturas aceleró de ida y vuelta como relámpagos.

Estos pasajes de la Biblia pueden ser interpretados de una forma literal o metafórica, pero lo cierto es que dejan mucho que pensar y analizar. ¿Será que estos personajes bíblicos han tenido contacto con extraterrestres en la Biblia ?. Una interesante interrogante que no sabremos nunca o quizás algún día….

Su comentario es importante…
[ad#pie-art]
Artículo: Extraterrestres en la Biblia